no está satisfecha

Mi accidentado encuentro con Calle 13

Publicado: 2011-12-04

René, yo te quería...

Se han dicho, comentado, criticado y halagado muchas cosas sobre el concierto de Calle 13; la tardanza, la irresponsabilidad, las agresiones, las llaves, el buzo Adidas, el cuerpo de René, etc. Bueno, yo también quiero ser parte de este meollo y poner sobre la mesa mi punto de vista sobre este concierto tan esperado, por lo menos por mi.

Estuve haciendo cola afuera del Estadio San Marcos desde las 2:00 p.m, apróx. El sol achicharrante no nos detuvo a mis amigas ni a mi a caminar por toda la Universitaria buscando por dónde se entraba al concierto, tampoco detuvo a mas o menos 50 chicos que hacían cola antes que nosotras, ni a los casi 200 que llegaron luego para seguir formando la cola. Las puertas se abrieron casi a las 6 de la tarde y como era lógico, todos corrimos como locos emocionados para agarrar los mejores sitios posibles para ver de cerca al papi, al chulo, al rey, René Pérez.

Cola. Nadie sabía lo que se venía.

Ya adentro del Estadio, 4 horas después, yo ya estaba plantada en la 3ra fila con mucho esfuerzo y muchas rabietas de por medio. Acá empezaron los problemas. ¿Qué les sucedía a las chicas que nos tiraban agua a mis amigas y a mi porque nos sentábamos en el pasto?, ¿en serio eran tan idiotas de pensar que si nos parábamos, iba a ser menos incómodo para todos? ¿Y qué diablos con la gente de seguridad que no podía controlar a todas las personas que nos querían pisotear solo por buscar nuestra comodidad?. Tampoco entendí nunca cómo es que un perro estaba andando entre las piernas de todos los asistentes de la Zona Latinoamérica y nadie hizo nada por levantarlo y pasárselo a un VIP para que el pobre perro no se ahogue (ni siquiera los VIP lo intentaron hacer aunque un grupo de personas lo exigimos). Estos detalles y algunos más, fueron las primeras muestras de la extrema desconsideración de otras personas. Ni siquiera se podía avanzar unos metros porque ya salía la loca de mierda que te acusaba de querer robarse su sitio, te tiraban agua o simplemente te jalaba del cabello a lo old school.

Dengue Dengue Dengue empezó el concierto minutos antes de las 8 de la noche y no recuerdo hasta qué hora duró porque estaba media dormida entre los brazos de mi broder. Estos patas siempre me han parecido empiladores y en cualquier fiesta común y silvestre hubiera estado toneando de lo más normal, pero oh bueno, imposible mover los pies o brazos, todos éramos prisioneros de las personas que se encontraban alrededor nuestro y así. Pero ese no es el punto. El punto es la EXTREMA desconsideración que tuvo el público presente con los dj's. Los abuchearon, los insultaron, les tiraron cosas, les pedían que se larguen repetidas veces, #todomal. He visto eso infinidad de veces en muchos conciertos, pero vamos, ¿tanto jodes con que apoyemos nuestros talentos y los tratas así?. Solo cuando sonó "Cariñito" la gente empezó a tonear de lo lindo, incluso escuché el tan incoherente "está de moda ser cholo", por ahí, pero cuando sonó otra canción el odio se apoderó de todos, nuevamente. Oh claro, tú solo aguantas que un extranjero te haga esperar 3 horas, los abucheas dos minutos y luego lloras con Latinoamérica. De La Sarita no tengo nada que decir porque siempre me van a parecer un grupo genial y la gente sí se empiló mucho cuando los escuchó, es que ellos sí son "conocidos".

Nadie dio información sobre el retraso de René hasta pasado las 12 de la noche, mediante un tuit de su cuenta. En realidad todos sabíamos que el grupo se iba a demorar por los benditos comentarios en las redes sociales vistos desde los celulares con internet de personas dentro del Estadio, pero nadie de la organización nos informó nada, aunque esta información circuló en Twitter desde las 9 de la noche, solo atinaron a ponernos los mejores Hits Verano 98, perreo actual y la canción más bailada en las discotecas limeñas últimamente, nossa, nossa, así vocé me mata, mientras el último tuit de René -en ese momento- era proyectado en las pantallas gigantes. Ni una sola palabra de los organizadores. Ni-una.

La gente ya estaba pasada de vueltas; chicas borrachas tiradas por cualquier lado, gente jateando en el pasto -me incluyo-, los chicos ya orinaban al aire libre, la gente pasaba como se le daba la gana de zona a zona, peleas, llantos, etc. y René aún no llegaba. No recuerdo exactamente a qué hora salió Calle13 porque andaba muy zombie en ese momento, y de hecho ya había renunciado a mi primera fila por la comodidad del pasto, también había perdido a mis amigos. Salió René, corrí, me dispuse a olvidar todo y disfrutar lo que pudiera aunque estaba al borde del colapso por el cansancio, pero no. nada fue como lo esperé. René salió, cantó sin unas previas palabras que a mi me parecían necesarias y sucedió el incidente de las llaves. Entiendo la rabia de todos los fans, yo también estaba molestísima pero, amiga, amigo, ¿tirarle llaves?, empeoraste todo, really.

Las llaves. Todos odiaban a René.

René "the badass" Pérez es amado otra vez.

Ya, acabo de ver que hice esto extremadamente largo así que solo procederé a escribir: Me encanta Calle13, me encantan sus canciones y de verdad estaba super emocionada por el día de ayer. Me encanta tanto este grupo que incluso aún pienso tatuarme una línea de una de sus canciones. Se entiende que pudieron haber complicaciones de clima, de horarios, de lugares; mala coordinación entre la productora, el grupo, los organizadores y no sé quién más interviene ahí. Pero, sigo pensando que no le costaba nada pedir disculpas, porque a mi no me importa si estuvieron con Chávez hablando de libertad de expresión o con el Papa (no me sé el número) hablando sobre la paz mundial, unas disculpas eran totalmente necesarias luego de todo lo que la gente esperó, que fueron alrededor de 8 horas, sin contar los que -como yo- estuvieron en cola desde muy temprano. Y no me vengan con tonterías como "René es René y se le perdona todo" ppppffffff, baboso.

Oh, y ustedes, los que pifearon tanto y le pusieron mil adjetivos a René, si tanto te disgustó lo que pasó, nada te costaba retirarte del concierto, así como muchos hicimos sin escándalo, al ver que el cantante se presentó con esa actitud tan prepotente y altanera propia de un divo, que según él no es. Si tanto te disgustó todo lo que esperaste y no recibir las disculpas que merecías, no te hubieras quitado el sostén ni bien René empezó a rapear e insultar a la prensa. Solo eso.

Y sí, mientras escribía este post, escuchaba canciones de Calle 13, porque después de lo acontecido el día de ayer, Calle 13 solo en iTunes.


Escrito por

Patricia Yovera

comunicadora. leo, del signo y del verbo.


Publicado en