no está satisfecha

Discriminadores todos

Publicado: 2011-12-10

Leo innumerables comentarios de personas indignadas con el reciente caso de racismo que salió a la luz: el caso de Ricardo Aspaza en el cine UVK de Larcomar. Es paja saber que la gente aún tiene la capacidad de indignarse con cosas como estas, así como se indignaron con el joven al que no dejaron ingresar a una discoteca fichita de Miraflores. Pero bueno, es claro también que estos casos no solo se dan en Larcomar, Miraflores o los distritos más pudientes de Lima, estos casos se dan en todos los sitios de la ciudad y también en provincia, es decir a la inversa. Solo para dar un ejemplo de esto, les contaré algo que me pasó en Cusco este año.

Mi primer día en Cusco fui a la plaza central con mi prima menor a conocer y ver qué era exactamente lo que debíamos hacer para tener nuestros pases para ir a Machu Picchu. Nos indicaron que debíamos ir a la sede del Ministerio de Cultura en Cusco para poder adquirir nuestros pasajes y demás. Lógicamente nosotras ni idea de dónde quedaba este lugar, así que empezamos a preguntar. –Señor discuul.. – disculpe Señora, usted conoo.. – me podría decir por faa.. No les miento, así pasó. La gente ni siquiera se dignaba a mirarnos y mucho menos a contestarnos, solo pasaban de largo sin tomar la menor atención. Solo paramos a un taxista y él nos llevó al lugar este.

El punto es que, tampoco podemos centralizar nuestro odio en estos disque exclusivos y bleh. Los casos de discriminación pasan en todos los lugares, y no solo por cuestiones raciales. Sino nada más les recuerdo como nos comportamos todos durante elecciones; claro, los ppkausas eran los burros y los humalistas los revoltosos que no querían progreso para el país. De los fujimoristas no digo nada porque todos apestan (acúsenme de discriminadora). Y si no quieren hablar de política, pues hablemos de música, qué les parece. Hace poco era la disputa porque a quien le gustaba Justin Bieber era un cabro y a quien le gustaba Britney era una hueca del carajo. Oh, y no olvidemos que a quien le gusta  Calle 13 es un revolucionario posero y merecedor de recibir adjetivos como tal. Ah y si hablamos de separación, discriminación, etc, no podemos dejar de hablar de fútbol. Así como dicen que el fútbol nos une a todos cuando juega la selección y no sé qué más, uf corran si es que hay un Clásico cerca y eres crema o azul pacífico. También podemos hablar del fenómeno “amix”, eso también es discriminación por si acaso, amiga y amigo.

Bueno, se leerá cojudo que se comparen estas situaciones con las que han acontecido con Ricardo, porque ser retirado de un lugar por supuestamente vestir como él vestía o hablar como él hablaba, es algo que va más allá de cualquier broma. El punto al que quiero llegar es que discriminadores somos todos, de la forma que sea, por el motivo que sea. Así que la próxima vez que intentemos indignarnos y queramos insultar hasta nuestras viejas por las injusticias que se cometen (ojo acá) TODOS LOS DÍAS EN TODOS LOS LUGARES A TODA HORA, pues debemos tener la conciencia bien puesta y saber que muchos de nosotros también hacemos lo mismo. Es muy fácil apuntar con el dedito y gritar “¡discriminación!”, y muy fácil andar hoy por la calle y ver a alguien de “mala facha” y agarrar un toque más fuerte tu cartera. Sip, yo también lo he hecho, por eso lo digo. Instinto creo que le dicen.

Aceptar que todos somos diferentes, ya sea por color, raza, religión, equipo, género, ideología política, lugar de residencia, forma de vestir, etc, y que todos merecemos ser tratados como gente, es algo que sí debemos evolucionar to-dos. Tú también, no te hagas el loco.


Escrito por

Patricia Yovera

comunicadora. leo, del signo y del verbo.


Publicado en